Abrir La Cuarta Pared 2

¿Por qué elegimos un camino académico? ¿Por qué pensamos que al terminar un itinerario estaremos sobradamente preparados?

Quiénes se acercan a la Educación Social no lo hacen pensando en llegar a la lista Forbes. Al menos eso creo.

Qué es lo que alimenta nuestro imaginario, en qué escenario futuro nos vemos…

Entre un currículo universitario y la práctica cotidiana hay un universo de pequeños planetas. Cada uno con su órbita, le da forma y ritmo.

El planeta de la situación laboral, con reforma laboral incluida, gira veloz y no deja a nadie en pie. Las condiciones son poco propicias para trabajar, mientras tanto, intentamos acompañar a las personas respetando su dignidad.

El planeta de la tecnocracia, con su orbita de racionalizaciones y privatizaciones, «sus» recursos esenciales, su estrecho horizonte de demandas sociales.

El planeta de las jerarquías profesionales, la percepción social de unas profesiones y otras. Los estatus adquiridos. Como si una sola ciencia elevada en su pedestal, desde allí arriba, pudiera explicarlo todo.

Como si una sola profesión pudiera ser referente o faro indiscutible, para iluminar las soluciones en la complejidad de nuestros problemas sociales.

Quizás hay más grietas de las que creemos en nuestra sociedad, en nuestros barrios. Por allí nos colamos, intentando mitigar el goteo incesante de personas y malestares. Personas que se escurren «del sistema», aunque se cojan muy fuerte de la mano.  Terminan expulsadas por la indiferencia y la desidia de un modelo que no cesa de comer a sus hijas.

La Educación Social, el oficio, la profesión, los saberes no académicos, los mantras repetidos una y mil veces…

– “Es que no nos conocen”. Quizás porque estamos en las grietas, somos menos visibles. También, para conocer y saber más, hay que tener voluntad de hacerlo.

– “Es que somos una profesión joven”. Este es un discurso viejo, ya no somos jóvenes, porque estábamos y éramos mucho antes del “título oficial”

– “Es que no saben qué hacemos”. ¿Por qué nos definimos siempre en la diferencia con el otro?  Porque no decir que fuimos y somos un oficio con cajas de herramientas y con historias pequeñas que suman y tienen su sentido, siempre en comunidad. Y siempre en equipo.

– “¿Quiénes somos?” Artesanas y artesanos. Somos una mochila con muchos kilómetros porque no importa donde haya que ir. Llevamos esa dimensión socioeducativa que todos definen como el gran problema y reclaman como gran solución. (Aunque «su solución» es hacer siempre lo mismo, con los mismos y esperar el milagro)

– “Somos”… porque no podemos tensar la urdimbre si no es en equipo. No podemos tejer la convivencia desde los personalismos. No podemos acompañar a las personas dignamente, desde los cuestionables criterios de un pliego a la baja.

Y mientras discutimos competencias y funciones, se cristaliza un modelo que nos enfrenta permanentemente en la arena profesional y laboral.

Si sólo nos comprometemos cuando tocan nuestro bolsillo o nuestra silla, si las universidades no defienden aquello que predican, si no se dignifica el lugar de trabajo y la tarea, estaremos condenados a la guerra entre los que llegaron primero, los que llegamos luego y lo que es así de toda la vida.

Entre los presupuestos del “no se puede y no es momento” . Mientras nos dicen que «no se puede gastar”, sostienen el mismo modelo, el mismo sistema de programas replicados, duplicados, privatizados y reducidos a la mínima expresión.

En la Educación Social circulamos por carreteras secundarias. Es en éstas donde está el paisaje y el paisanaje, con un ritmo vital que debemos respetar, porque venimos a escuchar y acompañar.

Quizás por esto no nos ven. Porque trabajamos de noche y con poca luz. Pero sabemos que aunque los colores no se vean, están allí.

Porque no estamos protegidos por los cuatro muros de la institución. Porque tenemos que explicarnos una y otra vez… entonces somos resilientes, somos inasequibles al desaliento y esto va por todas: «Vamos a seguir abriendo la Cuarta Pared».

Salud y Educación Social!!

Otras publicaciones relacionadas

Abrir La Cuarta Pared 1

Día de la Educación Social

Primer día de clase

Píldoras para pensar: “De lo Público”

Sistemas y Mareas

3 comentarios en “Abrir La Cuarta Pared 2

  1. Pingback: ABRIR LA CUARTA PARED 3 – LA IMPRENTA SOCIAL

  2. Muy interesantes tus respuestas, y he de decir que comparto mucho de lo que dices. Me ha encantado por ejemplo la siguiente idea: “Es que somos una profesión joven”. Este es un discurso viejo, ya no somos jóvenes, porque estábamos y éramos mucho antes del “título oficial”
    Estoy de acuerdo, si acaso somos una profesión de corta trayectoría profesionalizada.

    De todas maneras, creo que para dejar atrás muchas de estas ideas que están anquilosadas en nuestra profesión, hace falta mirar más allá, entender el porqué siguen ahí y pensar en nuevos caminos, en abordar por ejemplo cómo podríamos salir de las grietas, cómo podríamos articular un discurso «minimo» común para explicar en que consiste nuestro trabajo sin negar la diversidad…

    «Hagamos nuestro el horizonte siendo dueños/as de nuestros pasos»

    Saludos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s